La Fundación Isonorte de La Palma muestra en la Cumbre Mundial del Clima su labor en la transición ecológica

La Fundación Isonorte de La Palma muestra en la Cumbre Mundial del Clima su labor en la transición ecológica

La Fundación Isonorte participa este viernes en la Cumbre Mundial del Clima que se celebra en Madrid, donde mostrará sus experiencias en el desarrollo de medidas tendentes a la transición ecológica y la lucha contra el cambio climático, indica en una nota de prensa.

Isonorte participa de la agenda organizada por la Consejería regional de Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial y la Delegación del Gobierno de Canarias en Madrid, y bajo el título de Participación social en la lucha contra el cambio climático en Canarias compartirá sus experiencias con los asistentes.

El presidente del Isonorte, Eduardo Calderón, señala que la entidad palmera participará de una mesa redonda en la que se plantearán proyectos e iniciativas que involucran a la sociedad en el desarrollo de alternativas de transición ecológica y de lucha contra el cambio climático.

Así,  añade, se mostrará la experiencia de la única granja de gallinas ecológicas que hay en La Palma, que además cuenta con una planta de compostaje asociada y con la certificación de gestor autorizado de residuos.

Igualmente, Isonorte gestiona residuos textiles, con 45 contenedores de recogida repartidos por la Isla, y que en el año 2018 recolectó 207,5 toneladas, poniendo 17,5 toneladas esa ropa de nuevo en uso en tiendas de reutilización. En cuanto al residuo de tapones de plástico, Isonorte recogió  en el año 2018 un total de 5.000 kilos.

La última línea de acción de Isonorte en materia de transición ecológica se centra en la bolsas para comercios, ya sea de papel o de tela, estas últimas de algodón ecológico y de comercio justo o realizadas en su totalidad con textil reutilizado. También se realizan, por encargo, bandoleras y bolsos reutilizando lonas publicitarias.

En definitiva, destaca Eduardo Calderón, Isonorte trabaja en esa apuesta sólida encaminada a la reducción de la huella de carbono, con la conciencia clara encaminada a la reutilización y el reciclaje.